En el mundo cinematográfico se habla de plano secuencia para referirnos a una escena filmada en continuidad, sin ningún corte entre planos, es decir, desde que el director grita “acción” hasta que éste “corta” la escena.

El inolvidable plano–secuencia inicial de Touch of Evil o de El sacrificio, de La mirada de Ulises o de Extraños en el paraíso, y de tantas otras películas, conforman construcciones secuenciales que han devenido en auténticos monumentos fílmicos, inolvidables por su originalidad, belleza, virtuosismo tecnológico–expresivo o la visión ideológica de cada director, una mirada particular del hecho fílmico que proponen.

La Historia del Cine nos ha legado una significativa pléyade de directores que han recurrido insistentemente en su práctica profesional, con muy diversas intenciones (estéticas, ideológicas, etc.), en el uso de esta técnica.

10) La mirada de Ulises (1995), Theodoros Angelopoulos

Keitel se embarca en un viaje, como Ulises, a través de diversos países balcánicos en el que vamos descubriendo las razones personales de su travesía. Este plano secuencia que comienza tras unas imágenes de la cinta griega Las hilanderas (1905), continúa con el protagonista en la búsqueda de los originales de una cinta (los movimientos de la cámara son lentos y generalmente en horizontal).

9) El sacrificio (1986), Andrei Tarkovsky

La amenaza de destrucción masiva, una guerra inminente que está por venir, es el motivo del sacrificio de Alexander quien, después de pasar una noche con María, sirvienta con fama de bruja, lleva a cabo su promesa y quema la casa aprovechando que toda su familia está fuera. Cuanto constituye la vida de Alexander desaparece con la casa pasto de las llamas como gesto de verdadero amor hacia su familia, por la que acaba sacrificando todo.

8) Elephant (2003), Gus Van Sant

Los planos secuencias de Gus Van Sant en Elephant transforman al espectador en testigo privilegiado de la masacre en la preparatoria de Columbine. Recorremos junto a John (John McFarland) el pasillo del colegio. Lo caminaremos junto a distintos personajes, muchos de ellos adolescentes, un corredor laberíntico, donde todos (o casi todos) están condenados.

7) Kill Bill Vol. 1 (2003), Quentin Tarantino

Un plano de gran complejidad por la cantidad de movimientos que tiene la cámara, travelling, grúas, picado. Un conjunto de planos dentro del plano secuencia y con una gran cantidad de extras. La secuencia sitúa al espectador dentro de la escena.

6) The Passenger (1975), Michelangelo Antonioni

El enigmático drama de Antonioni, contiene uno de los planos secuencias más hipnóticos. La cámara sigue primero Jack Nicholson por la habitación del hotel, después se aventura al patio exterior. Hay incomodidad y desconcierto, y una sensación de que están pasando cosas más allá de nuestra mirada. Y en efecto, una muerte tiene lugar fuera de la pantalla.

5) El juego de Hollywood (1992), Robert Altman 

Una de las más cuidadas producciones sobre el mundo del “cine dentro del cine” desde las tripas de Hollywood y los productos que se quieren vender con el único fin de hacer dinero. Vemos el principio de la película con varios personajes que confluyen en estudios de cine a lo largo de 8 minutos en que la cámara pasa de unos a otros… hasta que una llamada telefónica interrumpe la secuencia.

4) Los niños del hombre (2006), Alfonso Cuarón 

La cámara en el interior del coche, situada entre los cinco personajes que van en él. Se mueve entre ellos, encuadrando continuamente, sin perder jamás la referencia. Un plano secuencia extraordinario, finalizado elegantemente con Clive Owen saliendo del auto.

3) The Shining (1980), Stanley Kubrick 

Una de las escenas más recordadas en la pantalla grande es la del pasillo, interpretada por Jack Nicholson o la del niño mientras recorre con su triciclo  los pasillos del Hotel Overlook.

2) Oldboy (2003), Park Chan-wook

El travelling lateral con la famosa escena del corredor en Oldboy. La acción de la pelea se rodó diecisiete veces durante tres días, y fue una toma continua, sin ningún tipo de edición con excepción del cuchillo con el que es apuñalado en la espalda Oh Dae-su, que fueron imágenes generadas por computadora

1) Touch of Evil (1958) de Orson Welles

Uno de los planos secuencia más famosos del cine. Un ejemplo de sincronización, tanto de actores y extras como de los automóviles que circulan por el pequeño barrio situado en la frontera entre México y Estados Unidos. En el que el suspense centrado en cuando estallará una bomba colocada en un coche que atraviesa el centro de la ciudad, se combina con la presentación de la pareja protagonista, todo ello envuelto por el ritmo sincopado de un tema de Henry Mancini.

Textos tomados de EnFilme y IGN.

 

OTROS TOP 10:

Top 10: Mejores remakes del cine de Terror

Top 10 Mejores usos de Música en el Cine

Top 10 películas Lésbicas de Vampiros (NSFW)

Top 10 de Sexplotación Nazi: Sexo, Sadismo y Esvásticas (NSFW)

Top 10 Parejas en Películas … que se odian en la vida real!

Las 10 películas favoritas de Andréi Tarkovski

Las 10 películas favoritas de Akira Kurosawa