Culpamos a Michael Douglas . Con sus éxitos, Atracción fatal y Basic Instinct , Douglas montó la cresta de los 80 y 90 como la edad de oro de los thrillers eróticos. Y Hollywood se dio cuenta de que podría hacer una fortuna con actores sin pantalones , muchos otros cineastas y estrellas decidieron hacer tórridas películas propias de éste género  – con diversos grados de éxito .  Las películas de la lista tratan de incorporar  todos los elementos del género – asesinato, desconfianza y escenas de dormitorio sudorosas – pero con frecuencia han extraviado la química . Y muy apropiadamente, la primera entrada está protagonizada por Michael Douglas . De todas formas, hay que admitir que son un gran placer culposo.

10) Disclosure (1994)

Michael Douglas es emparejado junto a Demi Moore , y no dejaron duda alguna de que veríamos muchas travesuras. Lo que obtuvimos , curiosamente, se trató más de un thriller de realidad virtual, mientras que el supuesto ” erotismo ” viene de una escena incómoda donde el personaje de Moore se fuerza a sí misma sobre Douglas . No fue erótico, pero sí muy incómodo.

9) Passion (2012)

Para ser un thriller erótico exitoso , una película tiene que hacer dos cosas. La primero es ser titillante . Un thriller no puede ser llamado erótico si no causa una cierta cantidad de tensión en la zona de la entrepierna – . La segunda es la emoción . La trama tiene que agarrar la audiencia “por las pelotas” y no soltarla. Se necesita mantener a los espectadores entretenidos. Suena bastante simple, ¿verdad ? ¿Por qué es que la película de Brian De Palma no logra excitar ni emocionar ? Recicla una gran cantidad de tópicos del thriller erótico como el lesbianismo. Sin embargo , en ningún momento nada de esto consigue ser sexy . El problema central de la película es que el erotismo se siente forzado : es De Palma diciendo a la audiencia que debe ser atractivo , apoyándose en fórmulas convencionales y desgastadas . 

8) In The Cut (2003)

Ah, el thriller erótico considerado como arte, aquí le dan el paso a Jane Campion. Ella había entrado en este territorio antes , con sorprendentes buenos resultados , en el caso de “El Piano” . Con In the Cut , sin embargo, no obtiene el mismo éxito . Y en lugar de críticas muy favorables, sus distribuidores quedaron con un solo plan simple: vender la película a través del sexo. 

7) Jade (1995)

Se trata de una película que tenía un montón de ingredientes a su favor , William Friedkin en la dirección, el infame Joe Eszterhas (Basic Instinct) a cargo del guión,  David Caruso en los talones del éxito de Policías de Nueva York , Linda Fiorentino había protagonizado una de las mejores novelas de suspense eróticas de la década, la maravillosa “La última seducción” de John Dahl. ¿Qué podría salir mal? Por desgracia , bastante. sobre complicada y con una narrativa que no emite la descarga como debe ejercer, Jade es una decepción. 

 

6) Sliver (1993)

Tanto Sharon Stone como el guionista Joe Eszterhas eran propiedad caliente tras el éxito de Instinto básico , por lo que una película que volviera a reunirlos debería haber sonado a oro en taquilla para cualquier productor . Por desgracia , la película no logra hacer nada digno de mención con los temas voyeurista implícitos en el guión. Recortada para evitar una calificación NC- 17 , las escenas de sexo ya tibias quedan tímidas , y William Baldwin pasa la mayor parte de la película mirando alternativamente triste y aburrido – aunque para ser justos , la cámara pasa más tiempo mostrando el trasero de Baldwin que su rostro.


5) Body Of Evidence (1993)

Madonna decidió meterse en la onda del thriller erótico con una película que replica varias cosas de la historia de Instinto básico aunque con nada de éxito. Interpreta a Rebecca Carlson , una mujer que , no muy diferente el personaje de Sharon Stone , puede o no ser una mujer fatal responsable de la muerte de varios hombres mayores adinerados. Willem Dafoe extrañamente se encarga de interpretar a Frank , el policía que está asignado para investigar el caso y termina enamorándose perdidamente de la lujuria con el depredador Rebecca . La profunda falta de química entre Dafoe y su compañera de dormitorio y las escenas judiciales interminables hacen que la cinta sea sumamente tediosa y merecedora de todos los premios Razzie a los que fue nominada.

4) Boxing Helena (1993)

Una mezcla de drama, suspenso, Art Garfunkel y erotismo, Boxing Helena es, por supuesto, una de esas películas que es fácil criticar. Pero la dura verdad es que simplemente no es buena. Julian Sands,  aparece aquí como un cirujano que amputa las extremidades de su ex interpretada por Sheryl Lee (en un papel rechazado tanto por Kim Bassinger como por Madonna). El que Boxing Helena fuera promocionada como una película erótica es preocupante para empezar. Por supuesto, hay sexo, pero el concepto es bastante siniestro y no se explora adecuadamente. La película está escrita y dirigida por Jennifer Chambers Lynch, hija de David, y teniendo en cuenta lo joven que era cuando ella la hizo, prometía ir por un camino interesante, algo que nunca llegó a cuajar. 

3) Killing Me Softly (2002)

Bueno, si está buscando algo pervetidillo, entonces en teoría, Killing Me Softly debería ser tu película. Un desnudo de  Heather Graham , atada , mientras que Joseph Fiennes hace lo que le place (todo consensualmente , debemos aclarar ) ? Pero por Dios , una pareja menos convincente en pantalla no puede haber. Lamentablemente, no sólo falla como obra erótica , fracasa miserablemente como thriller , también.

2) Color Of Night (1994)

Sí, incluso Bruce Willis le entró a la moda del thriller erótico de los años 90 , aunque sospechamos que preferiría olvidáramos que alguna vez pasó . Interpreta a un psicoanalista de Manhattan que queda traumatizado tras la muerte de uno de sus pacientes , y en el intento de escapar de sus problemas, se involucra en la investigación del asesinato de un colega , y embarca en una tórrida relación con una mujer más joven muy misteriosa . Tanto como thriller y literatura erótica , Color of the NIght falla de manera hilarante . Escenas donde se muestra a Willis holgazanear en varias batas y pequeñas toallas blancas son extrañamente inquietantes , y el fervor con el que ambos interpretan sus escenas de sexo es muy divertido . 

1) Basic Instinct 2 (2006)

Sharon Stone regresó para esta secuela tardía de su clásico de los 90, que traslada su acción de América a Londres, y extravía todo rastro de erotismo en el vuelo transatlántico. Catherine Tramell , aún una novelista best seller , pierde a su novio futbolista durante un choque post- orgásmico en coche. Con la detección de la policía de juego sucio, el psicólogo Dr. Michael Glass (David Morrissey ) se da a la tarea de averiguar qué tan loca está Cahterine , y, naturalmente , mucho sexo le sigue. Como todas las películas de esta lista , las escenas de sexo en Instinto básico 2 no son terriblemente atractivas, e incluso los diálogos son absurdos. 

 

Tomado de Den of Geek