Frank Cotton, un hombre joven, violento y ambicioso de experiencias personales adquiere una caja china procedente de un bazar oriental y dotada de poderes. Según antiguas leyendas, es una especie de puerta a seres de otra dimensión. Al abrirla, Cotton convoca a estas criaturas procedentes de un infierno fantástico, pero éstas sólo le infringirán tormentos hasta acabar con él. Veinte años después, dos nuevos inquilinos se instalan en la vieja casa de Frank: su hermano y su esposa. La aparición del espíritu de Frank es el principio de una vorágine de horror en estado puro que enloquecerá a sus familiares. Una gota de sangre, vertida casualmente por su hermano sobre el suelo del desván, es el desencadenante de la tragedia. Frank, para poder retomar su antigua forma, necesitará sangre de seres humanos que le proporcionará, secretamente, la mujer de su hermano. (FILMAFFINITY)

 

TRAILER

 

PELÍCULA

 

 

ARTÍCULOS

Es una realidad todos nosotros un placer que no queremos admitir. Cuando se trata de cine a todos nos gusta una película mala que nos encanta ver y que es supuestamente mala. Hace años hubiese catalogado a Hellraiser como ese placer no admitido. Esa película que no me canso de ver pero de la que nadie habla. Sí, Pinhead es un ícono del cine de horror y la gente recuerda su “imagen” pero ¿realmente se escucha hablar de Hellraiser cuando de cine de género se habla?

LEER MÁS


 

A finales de los ochenta, un joven de Liverpool revolucionó el género del terror con un film de modesto presupuesto pero que suplía dichas limitaciones con una desbordante y malsana imaginación que acabaría germinando en la saga de terror épico más fascinante de la historia del cine, y cuyo legado abarca toda una dantesca mitología propia que ha ido enriqueciéndose con el paso del tiempo. Este film menor pero también de culto, supuso igualmente la presentación mundial del icono del terror por antonomasia, Pinhead, líder de los cenobitas. Y por si todo ello no fuera suficiente motivo para dedicarle este humilde estudio, la saga además nos ha regalado dos de las más grandes bandas sonoras de terror de la historia. ¿Qué más se puede pedir? Así pues, sumerjámonos en el retorcido y fascinante mundo del creador de pesadillas primigenias más importante desde H.P. Lovecraft: Clive Barker.

LEER MÁS


 

El novelista de terror inglés Clive Barker estaba cabreado. Acababa de salir de la proyección de “Underworld” (George Pavlou, 1985) echando pestes sobre la película. ¿El motivo? “Tan solo reconocí dos frases de mi guión”. Este bodrio y el posterior “RawHead Rex” (George Pavlou, 1986), que estaba inspirado en uno de sus relatos, fueron el punto final en lo que a adaptar sus historias al cine por cuenta ajena se refería. A partir de ahora, él supervisaría las futuras películas inspiradas en su obra. Barker siempre ambicionó dirigir y ya había hecho sus pinitos con dos cortometrajes, “Salome” (1973) y “The Forbidden” (1978). Para su debut como director de largometrajes decidió adaptar al cine su novela corta “The Hellbound Heart”, con la intención de hacer una película barata. Consiguió 1 millón de dólares procedentes de la compañía inglesa Film Future y de la distribuidora estadounidense New World Pictures de Roger Corman. “Sadomasochists from Beyond the Grave”, retitulada posteriormente por el nombre más comercial de “Hellraiser” (Alzador de Infiernos), se puso en marcha.

LEER MÁS