Después de una cena en la mansión de los Nóbile, los invitados descubren que, por razones inexplicables, no pueden salir del lugar. Al prolongarse la situación durante varios días, la cortesía en el trato deja paso al más primitivo y brutal instinto de supervivencia. Una parábola sobre la descomposición de una clase social encerrada en sí misma. (FILMAFFINITY)

TRAILER

 

PELÍCULA COMPLETA

Opción 1 

 

Opción 2

http://www.cultmoviez.info/6116/el-angel-exterminador.html

 

FOTOS

 

 

ARTÍCULOS 

“Si el filme que van a ver les parece enigmático e incoherente, también la vida lo es. Es repetitivo como la vida y, como la vida, sujeto a múltiples interpretaciones. El autor declara no haber querido jugar con los símbolos, al menos conscientemente. Quizá la explicación de El ángel exterminador sea que, racionalmente, no hay ninguna.”  Luis Buñuel 

Tal ha sido siempre la analogía, el establecimiento de una correspondencia. La vida y el cine. El cine y la vida. Ambos compartiendo rasgos idénticos, ambos inapresables racionalmente. Este pequeño párrafo con el que Buñuel presentaba en 1962 El ángel exterminador no deja de ser paradójico, enigmático e incoherente él mismo. Los dos miembros de la comparación son instalados en el absurdo, nada puede decirse acerca de ellos, pero al tiempo yace una concepción de ambos, un enjuiciamiento, que plantea de entrada un problema crucial dirigido al exégeta y al espectador. ¿Qué lugar queda para comentar un misterio? Podría decirse incluso que el propio texto comparte esa enigmaticidad e incoherencia propias tanto de la vida como de la película. Parece en cierto modo una coartada, una sincera excusa repetida incansablemente por el autor, un parapeto enfrentado a cierto modo de pensar directamente implicado —o enfangado— en buscar razones a todo lo existente, sea como sea y caiga quien caiga. Buñuel sentía desidia por ese pensamiento racionalizante, que de parches creía estar diseñando trajes enteros. De este modo parece indicar una misma desgana hacia toda hermenéutica que fuerce el misterio de la vida y del cine con frases lapidarias llenas de un límpido sentido. El ángel exterminador, como la vida, permanece enigmático e incoherente. Respetemos ese absurdo. Ninguna interpretación puede agotar este esquivo objeto de análisis. La verdad siempre se nos escapa. Los propios personajes permanecen en esta ignorancia.

A pesar de todo ello, admitida la premisa irracional (y al mismo tiempo tan llena de sentido) que preside la película, la mayor parte de las acciones que vemos siguen una lógica implacable, una racionalidad tajante. La premisa es la siguiente: unas personas no pueden salir de una habitación, no porque la puerta esté atrancada o permanezcan secuestradas por uno de los invitados; simplemente no pueden. Pero a partir de aquí, el decurso principal del film se torna en casi todos sus momentos de una verosimilitud aplastante. Surgen el cansancio, la suciedad, el conflicto, la muerte. Se descomponen progresivamente las relaciones sociales, ya antes del encierro seriamente perjudicadas. Esa verosimilitud de descenso a los infiernos está plagada de razones. Es cierto que algunos momentos de la proyección permanecen deliberadamente más en lo oculto. Son sobre todo los que hacen de ella algo “personal”, algo que remite a vivencias, obsesiones y recuerdos del director aragonés. Y son precisamente  ellos sobre los que ha pesado mayor intención de simbología por parte de los intérpretes.

LEER MÁS


 

 

Si el film que van a ver les parece enigmático e incoherente, también la vida lo es. Es repetitivo como la vida y, como la vida, sujeto a múltiples interpretaciones. El autor declara no haber querido jugar con los símbolos, al menos conscientemente. Quizá la explicación de El ángel exterminador sea que, racionalmente, no hay ninguna.

Sin embargo, es inevitable tras ver la película preguntarse cosas como: ¿por qué los

Fotograma de "El ángel exterminador"

Fotograma de “El ángel exterminador”

personajes no son capaces de franquear el umbral del salón? o ¿por qué los que están afuera, todos los demás, no pueden entrar en los recintos de la mansión de la calle Providencia? Es imposible no intentar desentrañar y darles un sentido a la amalgama de sensaciones que El ángel exterminadornos provoca. Buscar nuestra interpretación. Buñuel es consciente de esta necesidad del espectador y, desde ese punto de vista, comprendemos mejor estas declaraciones recogidas por J. F. Aranda en su obra, de 1969, Luis Buñuel. Biografía crítica:

(…) aquellos que esperen de mí una obra de tesis con un mensaje ¡pueden esperar! Pero que El ángel exterminador es susceptible de ser interpretado, qué duda cabe. Todos tienen derecho a interpretarlo como quieran. Hay quien le da una interpretación únicamente erótico-sexual. Otros, política. Yo le doy más bien una interpretación histórico-social.

LEER MÁS


 

 

Como cualquier gran producción artística el ángel exterminador genera infinidad de observaciones e interpretaciones. No existe ninguna que sea completamente valida ni tampoco totalmente errónea, simplemente son diversas maneras de comprender un film. El cine como cualquier forma de expresión artística, es un medio gigantesco de difusión de puntos de vista. Buñuel logra servirse del mismo para comunicar su impresión de la realidad, su “eco”. El director además, gracias a su método de construcción del relato, genera esta multiplicidad de interpretaciones provocando un verdadero análisis de las diversas construcciones psicológicas de la realidad de cada individuo. No es casualidad la existencia de una multiplicidad de observaciones sobre el ángel exterminador, esto esta causado por la diversa formación intelectual con la cual conste cada persona.

LEER MÁS


 

 

El Ángel Exterminador (1962): Review y critica de la película

La afamada cinta de drama, surrealismo y terror psicológico del director español exiliado y luego nacionalizado mexicano, Luis Buñuel, hace una gran muestra de maestría cinematográfica que puede tener diversas interpretaciones en el juego surrealista sin decantarse por ninguno su director.

Intolerancia, clasismo, envidias, adulterios, complots son la materia prima conque se elabora una cinta que nos habla -quiero pensar- de los pueblos y sus gobierno, los hombres y sus relaciones, la Aristocracia y la Oligarquía con sus valores asfixiantes, contradictorios, que tienen un efecto inmediato en los nuevos ricos o la clase media alta que accede al poder y se canibaliza a si misma para mantenerse, aunque antes sean los borregos las víctimas iniciales que representan al pueblo dominado por el pensamiento masa.

 

LEER MÁS