Cuando fue lanzada hace treinta años, la versión de la película de David Lynch de ciencia-ficción de la novela de Frank Herbert Dune era maldecida casi unánimemente por la crítica. Se consideró incomprensible, aburrida, desarticulada, fría y los efectos especiales eran baratos y desagradables. Cuando la vi el año siguiente, no podía entender la enemistad. Me encanta David Lynch como director de cine, y pensé Dune era una película inteligente, bien hecha y muy peculiar. La visión de Lynch (a través de autor Herbert) fue valiente, más oscura y una construcción mucho más creíble que lo que Lucas había creado con Skywalker y compañía. También creo que Lynch estaba siendo demasiado duro consigo mismo cuando dijo: “Me vendí en Dune. Mirando hacia atrás, es culpa  mía. Probablemente no debería haber hecho esa película, pero vi toneladas y toneladas de posibilidades de cosas que me encantaron, y esta fue la estructura de hacerlas. El problema es que sabía que no tendría el corte final “. 

Les dejamos también la película completa en español.

 

Para un visión completamente diferente, vean lo que habría sido la adaptación de Jodorowsky de la novel de Herbert.