El cineasta Orson Welles, conocido por obras maestras como “Citizen Kane” o “Touch of Evil”, montó en 1975 una escena pornográfica de contenido lésbico para el filme “3 A.M.” como favor para dar un empujón a su último e inacabado filme, “The Other Side of the Wind”.

“Orson Welles’s Last Movie”, escrito por Josh Karp, recorre la creación de aquella película maldita -como otras en la carrera del genial cineasta- que contaba en su reparto con otros directores como John Huston y Peter Bogdanovich y, entre sus páginas, revela esta desconocida anécdota.

Según el autor del libro, tal como recogen hoy los medios en Estados Unidos, el director de fotografía de la película de Welles, Gary Graver, dirigía bajo seudónimo esta película erótica, y el director le ayudó a montar una de las escenas a cambio de que trabajara más duro, rápido y barato en el que iba a ser su canto del cisne.

La revista digital de cultura Vulture, además de rescatar la anécdota, incluye la escena, en la que intenta buscar la huella del maestro en un género tan desprestigiado como el cine erótico.

Así, pese al clásico encuentro aleatorio entre una mujer cualquiera y una vecina en la ducha, se pueden ver algunos planos más elaborados, como contrapicados, escorzos o tomas a través de la mampara que exceden los recursos habituales del cine porno. Via Vulture.

Recordamos que se trata de contenido no apropiado para menores de edad.

orson-welles-106348