El cine es un artefacto casi mágico, capaz de sustituir la realidad por una ilusión fascinante. En su historia, pocas cosas han generado tanta atracción como poder representar el sexo y el deseo sexual a través de la imagen en movimiento. Desde el primer escandaloso beso en la pantalla grande en 1896, The May Irwin Kiss, captado por el inventor Thomas Alva Edison, el primer desnudo femenino en Inspiration de 1915 o la primera escena de sexo y orgasmo simulado en Ecstasy de 1932 hasta, en una época más cercana, Deep Throat (la primera película porno chic, que hizo el crossover), Brokeback Mountain (la controversia del sexo homosexual sugerido en un blockbuster) o Blue is the Warmest Color (el deseo sexual lésbico en toda su potencia), en estas películas podemos trazar la evolución de nuestro consumo e inquietud antes las imágenes eróticas.

Como parte de su serie Spotlight on Sexploitation, Fandor ha creado este excepcional infográfico que resalta lo más destacado en la historia del sexo en el cine. Películas que “empujaron los límites” de lo socialmente aceptado, algunas de las cuales nos permitieron concebir el erotismo como parte del arte cinematográfico y otras cuyo tono fue más provocativo, buscando enfrentar la moral predominante.

Extraído de Pijama Surf